El grito de la presistencia de la memoria

Soñó que estaba triste. Soñó que estaba sola.

Gaia se hizo eco de su amargura y la acompañó a modo de bramido agonizante.  El cielo se tiñó de naranja y se convirtió en una vorágine de fuego; los árboles afilaron sus ramas y lo cubrieron todo de penumbra y las nubes lloraron babosas que con su rastro sanguinolento desgarraron la tierra. Todos sintieron en sus carnes el dolor de un supurante corazón. Todos se dejaron oprimir, aplastar y deformar por la soledad. La desesperación. El grito.

Soñó con una pesadilla. Soñó con un cuadro de Dalí.

the_scream

the-persistence-of-memory-1931blog

Lulu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s