Tatuaje de chica normal y corriente

Su tatuaje de la rosa de los vientos era como cualquier otro. De tinta negra bañada en sangre. Tejido en carne tersa y blanda, en la parte grasa de su abdomen, donde su ombligo se convertía en el centro. La estrella dejaba de ser puntiaguda y pasaba a ser una masa deforme por la postura en la que se encontraba. Sus vísceras temblaban de pavor y la desdibujaban, dejándola carente del mensaje que quiso imprimir en su piel. “Nunca perder el rumbo”. Quizás debería haberse tatuado esa frase bajo la “S” en cursiva que señalaba al sur aunque al tatuador le hubiese dado igual. Habría acabado su obra y la habría vuelto a atar a la camilla para darle una lección de humildad y orginalidad.

— ¿Norte o sur? — preguntó el hombre barbudo que la había manoseado con sus gruesas manos.

-Déjame irme – dijo balbuceando.

Había sido firme con la maquina tatuadora, y también lo estaba siendo con el bisturí. La muchacha, que tenía los brazos atados detrás de la espalda no podía incorporarse y ver que le estaba haciendo. Solo sentía un dolor más agudo que sus propios gritos cuando notaba el metal hundirse en su carne. Hacía movimientos similares a los de un cortador de jamón, diestro y seguro. Sus pupilas se dilataban y afeaban unos ojos ya inyectados en sangre por el esfuerzo al que los estaba sometiendo.

— ¿Norte o sur? — volvió a preguntar.

La chica estalló en un llanto desgarrador. El hombre movió su mano con agilidad y le propició un fino, pero profundo y largo corte en la ingle del que empezó a manar la sangre con una inusitada rapidez.

— ¡Norte! — chilló la encadenada enseñándole los dientes a su torturador.

El incomprendido artista de la piel acercó sus manos a la parte alta de su estómago, casi hasta sus pechos y comenzó a dibujar el relieve de la punta norte de la rosa de los vientos. Cuando acabó de perfilar el dibujo colocó el cuchillo de precisión de forma horizontal y fileteó la carne de la chica como si fuese cecina. Los gritos agónicos y el movimiento errático de ésta no varió el dibujo. Quedó perfecto. En unos días tendría un tatuaje muy original gracias a la escarificación. Sería único. En relieve. No sería el típico dibujo que se hacían todas las chicas y que bloqueaba su vena artística. Y además lo había recibido gratis.

img_significado_de_los_tatuajes_de_brujulas_43171_600

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s