Reseña: El Dios en las alturas

51hmxlxapul-_sy346_

Título:  El dios en las alturas (Crónicas del fin II)

Autores: Gabriella Campbell y Jose A. Cotrina

Versión: Kindle. Autopublicación. 66 páginas. 29 de Enero del 2017.

Género: Fantasía oscura

SINOPSIS:

¿Solo se muere una vez?


Gale ha tenido unos años difíciles, prisionero en un búnker donde ha sufrido todo tipo de pruebas y vejaciones. Ahora, por fin está en el exterior, pero eso no significa que sea libre. Tiene que escapar de Ciara y sus hombres, miembros todos de una extraña organización llamada Baluarte. Por si fuera poco, otras amenazas se ciernen sobre él y sus nuevos amigos. ¿Conseguirá huir antes de que lo arrastren otra vez a un nuevo infierno de prisión y tortura? ¿Puede confiar en Adra; puede confiar en que lo sacará de esta? Y, más importante, ¿por qué Adra lo mira de ese modo, como si fuera una anomalía, algo que no tendría que existir?

El dios en las alturas es la segunda entrega de Crónicas del fin, una serie terrorífica y posapocalíptica sobre qué ocurre cuando un montón de engendros invade tu mundo y lo vuelve todo del revés; pero ante todo es la historia de Adra, una joven que recorre las tierras alteradas en compañía de su galgo, Winston, y de Gale, un chico peculiar, que, pese a un pasado terrible, todavía cree en la bondad de las personas.

Esta entrada forma parte de un proyecto llamado “Adopta una Autora” . He adoptado a Gabriella Campbell para difundir su vida y obra como autora. (Y me llevo a Jose Antonio por la cara)

Esta es la reseña de la segunda parte de crónicas del fin. Si no te has leído la primera, permíteme remitirte a la reseña que hice de ésta y seguidamente al enlace de compra en Amazon.

Describí “El cielo roto” como: un brownie de marihuana. Es oscuro, es fantástico, te hace ver las cosas alteradas, te provoca alguna carcajada y te deja un buen sabor de boca.

“El Dios en las alturas” es como la alucinación de un leviatán que te inunda con una ola de espesa y oscura nutella para sobrellevar el hambre causado por (irónicamente) la marihuana del brownie que es “El cielo roto”.

 

¿Qué tiene de especial “El Dios en las alturas”?

Es una continuación. Una continuación que tenía muchas ganas de pillar por banda.

Esta vez me he controlado y le he dado tiempo a reposar para poder disfrutarlo mejor (aunque lo quería a cucharadas, como el chocolate).
Lo primero a destacar es otro prólogo increíble. (Si necesitáis convencimiento, id a Amazon y leéroslo como fragmento gratis porque es de lo mejorcito que he visto)
Me he sentido minúscula leyéndolo. Mirando al cielo y viendo al monstruoso leviatán con mis propios ojos; me han recorrido escalofríos.

ffviii-leviathan
Gabriella y Jose Antonio te describen el suyo algo diferente. Pero multiplica el tamaño x100000 e imagina que te tapa un hermoso atardecer.

A la par que sentir horror por sus descripciones me he acordado de las invocaciones de los Final Fantasy. Ese tremendismo japonés lleno de figuras gigantes que atraviesan todas las capas de la atmósfera y lanzan rayos al mundo y destrozan planetas con facilidad. Adoro ese fatalismo que te hacen sentir humano y frágil y al borde de perder la cordura, como si se hubiese invocado al mismísimo Chtulhu.
La narrativa de Gabriella y Jose Antonio bien se podría adaptar a videojuegos o a cómics. (Yo compraría)

Tras el prólogo nos metemos otra vez de lleno en la historia. Olvídate de respirar pues no hay tiempo, aunque hayan salido del búnker, nuestro protagonistas & Co siguen en el apocalipsis.
He agradecido mucho ver en esta segunda parte mucho más de Gale: su extraño sentido del humor, su fragilidad y su tierna visión de las cosas…
A los horripilantes (¿o no tanto?) contaminados que hay bajo el búnker y que puedes sentir que tocas con esas maravillosas descripciones. También se habla de la magia (¿ciencia mágica?) del nuevo mundo.
La pega es que no veremos a Winston el galgo en esta parte.

En este segundo “capítulo” de la serie vuelve a haber mucha sangre (y de todos los colores) además de seguir ese sendero de cadáveres que se ha implantado en el apocalipsis. Además, vuelvo a recalcar la imaginativa de los autores que son capaces de crear nuevos monstruos con un poquito de cada especie y plantarlo delante de mis ojos sin que me cuestione si algo con parte de mamífero, insecto, reptil y pájaro puede mantenerse y cómo es su esqueleto (si es que tiene). Es una fantasía oscura y lejana a nuestro mundo que demanda su credibilidad.

Lo que más me ha gustado de esta segunda parte ha sido ver como las cosas no son lo que parecen gracias a la visión tierna del mundo de Gale. Cada contaminado es único y le dará un pequeño giro a la historia que hará que te enamores irremediablemente en un par de líneas. No intentes imaginar por donde va la historia porque fallarás. Déjate llevar.

Y como en la primera parte nos vuelven a dejar en un cliffhanger magistral. Y mira que es difícil porque la acción no para ni un segundo. Lo menos movido en este libro sería una escena de acción en cualquier otro como intentar escapar del cautiverio.

Hacía mucho que no disfrutaba de una lectura tan oscura por tener que analizarla críticamente. Si venís a aprender de Gabriella y Jose Antonio lo mejor es que lo dejéis y os centréis en gozar de la lectura (para aprender os hacéis una relectura profunda). Si venís aquí a buscar una crítica tampoco la encontrareis. Esto es una reseña por parte de una lectora objetivo (que no objetiva) contenta que no puede hacer otra cosa que dar palmas con las orejas.

VALORACIÓN:
10/10

EN CTHULHUS:
5stars

Anuncios

2 comentarios en “Reseña: El Dios en las alturas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s