Artículo: Como escribí #LaOtraFantasíaMedieval

antologia-medieval

Para los que no conozcáis el hashtag #LaOtraFantasíaMedieval, pertenece a un fantástico proyecto desarrollado por Laura Morán Iglesias. El proyecto consiste en crear una antología de relatos de fantasía medieval SIN machismo. No se pretendía criticarlo o crear un mundo hembrista (JAJAJA eso sí que sería difícil) sino crear un mundo en el que no existiese el machismo.
Solo hace falta entrar en el post de la convocatoria y leer los comentarios para ver que hace falta la creación de este tipo de relatos y como escuecen a pesad de que no ofenden a nadie (Bueno, sí, a los que se llaman abanderados de la libertad de expresión). También me parece muy acertado escribir este tipo de post explicativos porque creo que todos los que hemos participado hemos tenido dificultades para lograr nuestro objetivo ya que vivimos bajo la sombra del patriarcado.
Te dejo a dos compañeros más que han hablado sobre la experiencia:
Así habló Cicerón  Lo que he aprendido inventando un mundo no machista
—Banana Dreamer  Sobre la otra fantasía medieval

Me honra saber que estoy entre los participantes que han sido elegidos para formar parte de la antología y que creo he conseguido crear un mundo más igualitario (o al menos igual de injusto para todos).

La trama: Para crear el relato lo primero que hice fue pensar en el conflicto. ¿Qué se me ocurrió? Una guerra. Tema peliagudo. Ha habido mujeres guerreras, sí, pero como generalidad, los hombres luchaban y ellas se quedaban en casa. ¿Como superar entonces el conflicto de que las mujeres no sean solo consideradas como fabricas de bebés y cuidadoras? Aumentando el conflicto. A mayor peligro, más armas son necesarias para luchar. Da igual que las porten hombres que mujeres.

—Una guerra santa, que empezó a cuatro bandos, se ha reducido a dos. El reino en el que viven los protagonistas va perdiendo, ya que otro de esos reinos ha “fagocitado” esas otras dos religiones.

Si te apetece, puedes leer un relato que creé sobre la anexión de esos reinos —previo al relato que he presentado— titulado:
“En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos”
esthetic

Sistema de valía:  Os lo confesaré: he pecado de infodump en el relato. Esto va en relación con la trama. No solo quieren a las mujeres como un par de manos extra sino que en el mundo todos tienen valía. Todos tienen que ir a la guerra a demostrar su fe. Si luchan y vencen es que están amparados bajo su dios, sino, son herejes. Todos se entrenan en diversas armas y pueden ser útiles, no solo se valora la fuerza como tal. Cuando luchan son huestes, grupos de gente entrenada para una determinada misión.

La realeza:  La historia se desarrolla en un mundo inventado en mi imaginación “Partugeon”. Quise darle un toque que no fuese tan europeo “nórdico” así que elegí el exotismo. Me centré en la región sureña y desértica de ese mundo irreal que sería una mezcla de: Lanza del sol, Qarth o Granada mismo. Como pensé que quizá me alejaba mucho del ambiente medieval clásico mantuve un sistema de monarquía. Hay un rey. Solo uno y es un hombre. Pero no me parece relevante ni machista. La monarquía no es un sistema igualitario per sé. Los reyes no se eligen (que alguien avise a los estadounidenses), pero siempre es posible que haya una reina y al menos yo no dudo de su poder. Ha habido grandes reinas en la historia del mundo. No he entrado en detalles porque el rey ni pincha ni corta en esta historia. Está sublevado al poder de la religión.

La religión: Aquí si me he querido meter de lo lindo ya que las mujeres participan poco en religiones como, por ejemplo, la católica y cuando lo hacen es en un rango inferior. No es lo mismo una monja que un cardenal. No hay mujeres en los puestos más altos de la jerarquía.
En mi mundo hay cuatro dioses. Cada reino, que se corresponde con uno de los puntos cardinales, le reza a uno de esos dioses.
En el sur rezan a un Dios muy particular que describo más abajo. La religión es el gran pilar de este mundo y las mujeres participan en ella al mismo nivel que los hombres. No hay un estatus jerárquico como tal dentro de la organización, son como una secta. O estás dentro y eres un religioso contemplativo o eres un combatiente para la fe pero fuera de esa organización. Para darle ese toque igualitario he querido llamar a esos líderes religiosos: “Sacerdotisas y sacerdotes”. En ese orden. Creo que es una de las pocas palabras que tiene una raíz común para el masculino y femenino con significado religioso. Podría haberles llamado “hermanos y hermanas” (no me gustaba), pero lo que tenía claro era que no quería usar un plural masculino porque invisibiliza a las mujeres que apenas tienen relevancia en la religión.
Siempre menciono las dos palabras. ¿Por qué? Esto es lo que pasa si buscas el significado en google.

sacerdote
El ejemplo nº1 es bastante ilustrativo, las mujeres quedan como vírgenes o sacrificios. El ejemplo nº2 representa ese nivel en la jerarquía de la iglesia católica.

La búsqueda en google imágenes no nos sorprenderá:

diferencia-religión
Sacerdotisas: mitología, belleza, ficción, dibujos.
Sacerdote: Señores TM.

Dios: Llevo desde 2014 soñando con este dios. Lo estoy sacando en muchos de los relatos que escribo últimamente porque me encanta. El relato comienza así, con la descripción de su estatua:

representación

El Dios no es masculino ni femenino, es los dos. Intersexual. Basta de hombres barbudos.


El embarazo:
He querido hablar del embarazo aunque era un tema espinoso que tratar. Hay un momento en el que se le pregunta a Ammanteris que si no desea ser madre para crear guerreros. Ella es libre de decidir, y decide que no. También, sutilmente, he introducido una baja de paternidad igualitaria. Si una mujer no va a una batalla porque está embarazada el hombre tampoco iría y se quedaría ayudando en su poblado como buenamente pudiese, es decir, tomando parte en los cuidados.

Cuidados: Cuando hablé de la historia por twitter, Suzume, me preguntó: ¿Quién cuida a los niños si todos van a la guerra?. Ups. No lo había pensado. ¿La solución? En general, los lisiados, aunque también esos hombres en “baja de paternidad”. Los discapacitados son aquellos que han cumplido su cometido de luchar en batalla demostrando su fe verdadera pero no son capaces de dar un 100% en la siguiente. Ellos son los que cuidan de los niños y consiguen alimento para el reino. Siguen siendo útiles para la sociedad.

La mujer:  Mi co-protagonista femenina es Ammanteris, una muchacha que apenas describo físicamente. Ha ido a una batalla y solo ha matado a una persona y fue en defensa propia. No es una super bad-ass, precisamente.
He querido jugar con la perspectiva del narrador, Ricio, que ve ese primer asesinato y percibe a Ammanteris como “aterradora” no porque sea “un hombre con tetas” sino porque esa primera muerte es signifcativa. Cambia su modo de ver a su compañera de entrenamiento.
He elegido que use una bisarma en combate ya que el cliché de arquera no me gusta y las espadas y las dagas me parecen aburridas.
polearm2

Valkirias:  Son un grupo de hombres y mujeres que idolatran esta figura mitológica. Aunque el nombre es femenino, no les importa ser nombrados como tal ya que prima el significado de poder de éste.

Frase de uno de los personajes:

—No, soy una valkiria. Y estos compañeros también lo son. Somos poderosos y elegimos quien muere.

 

En definitiva, y aunque el relato requiere de una gran corrección, ha sido pensado con detenimiento. Espero que se note y me gustaría mucho que cuando se publicase la antología alguien la leyese y fuese capaz de ver todos estos detallitos que he querido incluir.

Anuncios

11 comentarios en “Artículo: Como escribí #LaOtraFantasíaMedieval

  1. Me parece muy interesante cómo has creado tu mundo, la verdad. No es el tipo de historia que yo escribiría (me gusta demasiado lo místico xDU) pero he ido parte por parte y me alegra mucho pensar que la mayoría de los puntos los habría cumplido en un relato mío sin que me dijesen nada. A ver para cuándo tenemos la antología y podemos disfrutar de tu historia 😉
    Muchos besos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ojalá fuese lo normal y no la tuviésemos que llamar “La Otra Fantasía Medieval”.

      Yo tampoco soy muy fan de escribir fantasía medieval, pero oye, vi el proyecto y me lancé a la piscina. No hay viaje del héroe ni señores blancos haciendo cosas (no lo he mencionado pero la gente es sureña y bien morenita de piel xD que también hay negros en el medievo).

      Me alegro mucho de que escribas con esa libertad, yo por lo general escribo cosas oscuras y hago que todos los personajes lo pasen mal por igual pero creo que alguna vez patino. Pero aquí no quería dejar ni un cabo suelto.

      Muchas gracias por leerme y comentarme, eres un solete ❤
      A Laura le quedan creo que unos 10 relatos que leer para ver si pasan el corte, y luego queda que los ilustren. Todavía queda tiempo para que salga a la luz.

      Me gusta

  2. Ay, mira. No me puede gustar más esta entrada 💜
    El hype es real ahora mismo.
    Me ha encantado cómo has desarrollado todo el tema.
    Ya tenía ganas de que fueran saliendo estás entradas y me muero por leer la antología ^^

    Me gusta

    1. La verdad es que mi relato en sí no es lo más original del mundo, pero bueno, quería dejar claro que le he dado vueltas a las cositas.

      Me alegro que te de hype, aunque a Laura aún le quedan 9 relatos por leer y luego los tienen que ilustrar y tal.
      Pero va a ser una antología muy chula sin duda. Muy variada y alejada del medievo de siempre.

      Le gusta a 1 persona

  3. Mira que tenía ganas de leer esta antología, pues ahora tengo más ganas aun. La historia pinta muy interesante, y seguro que hay muchas más que también lo son. Es una lástima no haber podido hacer un relato y presentarlo, pero disfrutare de la lectura cuando pueda 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Espero que esté a la altura! Y sino, estoy dispuesta a aceptar las críticas para aprender. No solo de escritura sino también de feminismo. Seguro que se podía haber llevado un paso más allá.
      Tengo muchas ganas de ver el producto final aunque todavía queda bastante tiempo. Aún quedan 7 relatos por escudriñar. Y luego hay que corregirlos mientras se van ilustrando.

      Le gusta a 1 persona

        1. ¡Sí! La verdad es que Laura Morán se ha encargado de hacer un proyecto precioso y se han apuntado también ilustradores, correctores, lectores… Hay un montón de gente detrás de esto. Será algo precioso ❤

          Por supuesto, sería un puntazo que luego tuviese muchas reseñas.

          Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s